20 octubre 2017

RBC: Solidaridad con el pueblo catalán !Viva el internacionalismo proletario!

Los últimos acontecimientos en Cataluña, a saber, la Marcha sobre Barcelona del pasado 8 de octubre
y los recentísimos encarcelamientos de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, dirigentes populares catalanes, ponen aún más a las claras, si cabe, la aceleración de la deriva autoritaria y fascista en que se ha embarcado el régimen del 78 tras el referéndum de 1 de octubre. El envío a prisión por la Audiencia Nacional, órgano judicial heredero del Tribunal de Orden Público franquista, de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart es el ejemplo más candente de que el Estado monárquico-fascista español ni respetará la voluntad democrática del pueblo catalán de constituirse en República, ni tolerará pacíficamente la de las clases explotadas de liquidar la abyección borbónica impuesta por la dictadura fascista en julio de 1969.

La suspensión de la autonomía catalana sobre la base del artículo 155 de la Constitución del 78 puede ser un hecho en breves horas. Ante esta situación previsible, la tarea de todos los comunistas del Estado y de todas las fuerzas auténticamente democráticas es responder, soslayando cualesquiera divergencias podamos mantener, con una gran ola unitaria de solidaridad con el pueblo catalán y nuestros hermanos de clase de la futura República catalana. Por ello, la Red de Blogs Comunistas (RBC) expresa públicamente su rechazo a la represión desatada por un régimen cuya legitimidad se ha extinguido ya en Cataluña y cuya existencia en el resto del Estado sólo pretende perpetuar los privilegios, corrupción y despotismo de los herederos ideológicos y de clase de los fascistas del 36.

Nuestro deber, como comunistas, es defender el derecho a la autodeterminación de los pueblos, como nos enseña el gran Lenin. En consecuencia, apoyamos al pueblo catalán en su justa lucha por construir la República catalana, a la vez que abogamos por el pleno protagonismo y la firme dirección de las clases trabajadoras en el seno de dicha lucha, única garantía de una nueva sociedad libre de opresión y explotación.

¡Ni un apoyo al régimen del 78 y a los partidos dinásticos en las filas de la clase obrera española!

¡Toda la solidaridad de la clase obrera española con Cataluña!

¡Visca Catalunya Lliure!

¡Viva el internacionalismo proletario!
Leer más...

14 julio 2017

Entrevista a Alberto Cruz (CEPRID) sobre la India

El camarada Oscar Díaz, administrador del blog El Bloque del Este, nos ha envíado la entrevista que ha realizado a Alberto Cruz, miembro eminente del Centro de Estudios Políticos para las Relaciones y el Desarrollo (CEPRID) y experto en Asia y en la India, para su publicación y difusión a través de nuestro blog.
Las respuestas de Alberto Cruz son, sin duda, de gran interés para aclarar y dar a conocer la lucha de los pueblos de la India, cuya expresión principal es la conocida como Revolución Naxalita, dirigida por el Partido Comunista de la India (maoísta), y el contexto político-económico en el que se desarrolla. 
Agradecemos al camarada Oscar Díaz su interés por colaborar con la Red de Blogs Comunistas y esperamos que comparta con nosotros otras entrevistas con el objetivo de dar a conocer  otras luchas populares contra la barbarie capitalista y profundizar en sus motivaciones, objetivos y desarrollo. 
***

Entrevista a Alberto Cruz


1.¿De dónde nace tu interés por las cuestiones de Asia?

Asia es el continente sobre el que va a pivotar todo el siglo XXI. Al igual que desde la Edad Media todo el mundo ha girado sobre Europa, y desde principios del siglo XX también sobre EEUU, ahora la realidad es totalmente diferente. La desaparición de la URSS hizo que el mundo girase sólo sobre un eje: EEUU. La unipolaridad ha sido el eje de los últimos 20 años. Pero con el comienzo de la nueva crisis capitalista, hubo dos países que vieron llegado el momento de ajustar cuentas con el modelo anterior. Esos dos países fueron, por este orden, Rusia y China. En Occidente se ha endiosado y alabado a quien deshizo la URSS, a Gorbachov. Sin embargo, Gorbachov y su perestroika son odiados, literalmente, en Rusia. Junto con el otro gran adalid de Occidente –y de EEUU-, Yeltsin, son los dos dirigentes rusos más odiados de los últimos 100 años. Eso es así desde hace 16 años y una y otra vez lo reflejan las encuestas.
Resultado de imagen de alberto cruz CEPRID
Alberto Cruz (CEPRID)

Putin no podía obviar esa realidad. Así que cuando se percató del inicio de la decadencia occidental sólo tuvo que acelerar el enfrentamiento interno entre euro-atlánticos (entre los que su máximo exponente es Medvedev) y euroasiáticos (él mismo) para dar el giro hacia Asia. Y en ese giro inevitablemente tenía que confluir con China. En eso están en estos momentos, fortaleciendo una alianza estratégica que hace que cada día que pasa hace más débil la hegemonía occidental. Y, como es lógico, en este giro hacia Asia no hay que perder de vista a India. Pero este país es en sí mismo tan complejo y tan cautivador, al mismo tiempo, que merecía un estudio a parte. Por esa razón creí necesario abordar primero India para ir abriendo campos hacia el resto de Asia.

2.¿Tienes algún blog o página web donde expongas artículos y opiniones?

Desde su fundación, hace ya casi 10 años, soy uno de los integrantes del Centro de Estudios Políticos para las Relaciones y el Desarrollo (CEPRID) y es ahí donde básicamente expongo mis tesis y mis análisis.

3.¿Tienes algún otro título que te preceda aparte del de periodista?

No me gusta nunca alardear de títulos, no son ni necesarios ni imprescindibles. Eso lo suelen poner tanto el CEPRID como las editoriales cuando publico algún libro, como el de la India. Parece que sin no tienes un título lo que dices desmerece o tiene menos relevancia. Nunca salimos de la titulitis. Así que como es un sambenito que no somos capaces de quitarnos de encima, sí, hice Periodismo y Ciencias Políticas.

4.Escribiste un libro acerca de la violencia política en la India ¿Desde cuándo lleva desatándose esta violencia en el país?

Desde siempre, desde que la India es India y desde antes. Una de las razones que me llevaron a escribir el libro es el papanatismo de los pacifistas, de quienes mencionan a Gandhi sin tener ni idea de lo que dijo o hizo. Sólo saben los trazos gruesos, aquello que sirve al capitalismo. Me explico. Gandhi no fue conocido en Occidente –para mucha gente- hasta finales de los años 60, es decir mucho después de muerto. ¿Por qué? Pues básicamente porque a Occidente le interesaba contraponer el pensamiento de alguien del llamado Tercer Mundo que no abogase por la lucha armada contra el poder colonial. Eran los años de la lucha anticolonial en todo el mundo, especialmente en Asia y en África. En este continente había un personaje, patricio Lumumba, que se había convertido en el referente político e ideológico de todos los movimientos de liberación anticoloniales.

El Che estuvo con él, por cierto. Lumumba fue asesinado por la CIA. Pero como el sentimiento anticolonial no debaja de crecer había que encauzarlo, y ese fue el papel que comenzó a jugar Gandhi. Gandhi no era un revolucionario, era un anticolonialista. Socialmente era un conservador, aunque pacifista. Y ni siquiera siempre fue pacifista, como se recoge en algunos de sus escritos aunque eso se oculta convenientemente y los papanatas que hablan de él lo hacen sin conocer lo más mínimo su historia.

5.¿Que opinas de los naxalitas y el PCI(maoista)?

Su coherencia ideológica es admirable, así como su trabajo político y social con los adivasi, con los indígenas. Fueron los primeros en criticar el paso que habían dado los maoístas en Nepal aceptando el acuerdo de paz y luego formando parte del gobierno. El tiempo les ha dado la razón. Lamentablemente tampoco son conocidos fuera de Asia.

En India tienen un lugar muy claro dentro de la izquierda, convirtiéndose hoy en la única –lo recalco, la única- expresión de una izquierda no ya revolucionaria, sino transformadora, esa palabra que tanto gusta ahora cuando no se quiere reconocer la sumisión al capital de la llamada izquierda tradicional. ¿Transformar qué? Porque si no se transforman las relaciones productivas, mal vamos. Eso lo están haciendo los naxalitas en las zonas que controlan, que no son pequeñas precisamente.

6.Muchos compañeros no apoyan a los naxalitas porque dicen que persiguen y matan a funcionarios de otros partidos comunistas, usando a V.Lenin como escudo ante el rechazo de este al terrorismo ¿Esto es cierto?

No es tan sencillo. Es cierto que los naxalitas han atacado a otros partidos, pero principalmente ha sido al revés: han sido los partidos comunistas –que en la India, como en todas partes, son unos cuantos- quienes han atacado militarmente a los naxalitas o a las estructuras de masas de los naxalitas cuando se han opuesto a ciertas decisiones económicas y políticas. Se pueden citar cientos de casos, pero el más paradigmático fue el de Nandigram en 2007. Es una localidad de Bengala Occidental, uno de los estados que gobernaba el Partido Comunista (marxista) y en ella quería poner una Zona Económica Especial –donde las empresas no pagan impuestos, por ejemplo- pese al rechazo de la población. El PC gobernante apeló a su mayoría, dijo que eran “imperativos del desarrollo” y mandó a la policía a reprimir a los campesinos. Hubo 14 muertos. Los naxalitas salieron a defender a los campesinos no sólo contra la policía, sino contra quienes habían mandado a la policía. Esto es algo que se ha hecho también en otros lugares. Quienes critican a los naxalitas deberían preguntarse por qué razones lo hacen y cuáles son las causas. Los naxalitas son muy cuidadosos en casi todo entre otras cosas porque si quieren crecer va a ser básicamente con las bases de estos partidos. De hecho, una vez que estos partidos han perdido el poder institucional –cada vez tienen menos diputados, por ejemplo, y en Bengala Occidental, que la gobernaron durante 35 años, están casi a punto de desaparecer- muchos militantes de base están volviendo la vista hacia los naxalitas como referente.

7.¿Los naxalitas matan a sangre fria a campesinos como afirma el Janapata Party?

Si por campesino se entiende a una persona que vive en el campo, sí. Si por campesino se entiende a una persona que trabaja el campo, no. El BJP es un partido racista, su programa es la supremacía hindú. La base social de los naxalitas son los adivasi, los indígenas, los pobres de los pobres: están mucho más abajo en la escala social que los parias en el sistema de castas. El BJP ni siquiera considera que los adivasi, o los dalit, los parias, sean gente. Las violaciones, los asesinatos, el despojo de tierras de esta gente es ancestral. No tienen ni derecho a la vida ni a la educación ni a nada de nada. Los naxalitas fueron los primeros que les hicieron caso y quienes les protegieron de esos abusos que se hacían, además, con una estructura paramilitar que se conoce como Salwa Judum que no es nueva, por otra parte, es la copia de lo que hizo EEUU en Guatemala o Perú con la organización de los campesinos de las aldeas para hacer frente a las organizaciones armadas de esos países.

Más recientemente, son similares a los paramilitares colombianos y sus métodos son igual de brutales contra quienes consideran simpatizantes de la guerrilla. Las acciones de los naxalitas van diridas a esta gente, que no trabaja la tierra, que cobra del Estado (o del partido que gobierna) por combatir a los naxalitas. Es un hecho, tanto que cuando uno de estos paramilitares muere a manos de los naxalitas, el Estado para una indemnización a su viuda.

8.¿El Janapata Party ha sido precursor de la violencia y los asesinatos de miembros de grupos políticos y religiosos en la India?
Resultado de imagen de RED DE BLOGS COMUNISTAS
Desde siempre, con este nombre o con otros. De sus filas salió el asesino de Gandhi, por ejemplo, porque le consideraba muy blando con los musulmanes, entre otras cosas. Si antes hablaba de Nandigram, el baldón para la izquierda en cuanto represión, hay que hablar de Ayodhya o de Gujarat, donde se produjeron matanzas de musulmanes en 1992 y en 2002, respectivamente, con 900 muertos en la primera y 2.000 en la segunda. Ni se han investigado y alguno de los promotores de la segunda es hoy un importante cargo político del BJP. Ahora este partido está en el gobierno y ya no necesita a sus fuerzas de choque para ello, le basta con enviar a la policía y al ejército.

9.¿Que es el Congreso Nacional Indio y que papel ha tenido en la India?

Estás preguntando por la historia de la India. Es muy largo de contar, pero fue el principal partido del país y quien encabezó la lucha por la independencia, aunque eso tuvo también una derecha y una izquierda. Incluso una escisión que abogaba por la lucha armada. Los colonialistas británicos se apoyaron en la derecha, como siempre, para evitarlo y fueron quienes dieron un cierto papel a Gandhi, entre otros. Después de la independencia se convirtió en el sostenedor del gobierno, con políticas socializantes –que no socialistas- pero que sirvieron muy bien para que en ese caldo de cultivo se desarrollasen los partidos comunistas que han tenido –pasado- una importancia fundamental en el desarrollo del país. Si algo hay que alabar del CNI es su política exterior, pues fue uno de los impulsores del Movimiento de Países No Alineados.

Pero de eso hace ya mucho tiempo y la deriva ideológica, como en todos, ha sido brutal. No hay que perder de vista, tampoco, que se ha sustendado en una familia política, los Gandhi (que no tienen nada que ver con el Gandhi pacifista del que hablamos habitualmente, este apellido es bastante común). Como digo, es tan extenso que da para mucho más que unas palabras de respuesta a esta pregunta.

10.Antes de la insurgencia naxalita ¿Qué papel cumplían los comunistas indios, antes y despúes de la independencia de la India?

Volvemos a lo de antes, es muy extenso y es historia. Por resumir: Hubo varias etapas, la primera de lucha contra el colonialismo británico, lo que permitió su auge, en dura pugna con el CNI, mucho más a su derecha yu lo que le permitió un incuestionable papel de hegemonía entra la clase obrera industrializada; la segunda, de colaboración con el colonianismo británico para luchar contra el fascismo, lo que le alejó de la gente en favor del CNI; la tercera, de colaboración con el CNI tras la independencia para consolidarla (no criticando la represión que dio origen a los naxalitas, precisamente); la cuarta, centrándose en ser alternativa de poder puesto que no hay que olvidar que en India fue el primer lugar donde ganaron unas elecciones, en Kerala, allá por los años 50; la quinta, de realización de transformaciones políticas y sociales en los estados que gobernaban que tenían que ser el espejo para todo el país; la sexta, apoltronamiento y derechización –con Nandigram como exponente, el inicio de su ocaso por la represión ejercida-; la séptima, la derrota hasta la casi desaparición en algunos lugares aunque ahora parece que hay un atisbo de recuperación como en Bengala Occidental, donde han recuperado algunas posiciones aunque aún muy lejos de volver a gobernar, o en Kerala, donde han ganado las elecciones después de su derrota de hace cuatro años aunque se han quedado a tres escaños de poder gobernar en solitario, por lo que necesitarán alianzas y sólo las pueden hacer con el CNI. En estos últimos casos me refiero al PC (marxista), porque hay otras expresiones que se reclaman comunistas aunque no con tanto arraigo.

11.¿Por qué Pakistán se separó de la India?

Por la cuestión que ya intuyó Gandhi, por los musulmanes. Siempre han sido segregados y cuando se produjo la independencia no se escuchó sus requerimientos a formar un gobierno inclusivo y respetuoso hacia ellos. También hay que decir que para combatir tanto al CNI como al PC, los colonialistas británicos cortejaron a los musulmanes e incluso les ofrecieron crear un estado propio dentro de India. Como ya he dicho, la hindutva, la supremacía hindú, hace que los pogromos contra musulmanes, católicos y otras religiones esté a la orden del día, especialmente contra ellos. Por eso, y por conveniencia de los británicos, se creó Pakistán.

12.¿Existen actualmente sindicatos fuertes en la India?

Siempre los ha habido, pero durante los años que el PC (marxista) estuvo gobernando pasó lo que en todas las partes: se acomodaron, sirvieron a unos intereses que no son los de la clase obrera a la que dicen defender. Por ejemplo, en Kerala se impedía a los trabajadores informáticos la simple sindicación y el gobierno, del PC (marxista), apoyó a los patronos en contra de los trabajadores. Eso fue en 2006, no hace tanto, y eso fue una de las razones por las que el PC (marxista) perdió las elecciones un poco más tarde. Los trabajadores tuvieron que hacer una dura huelga -convocó una huelga general- no sólo contra los patronos, sino contra el gobierno para lograr sus reivindicaciones. Cuando el PC (marxista) perdió las elecciones en Bengala y Kerala vio las orejas al lobo y reactivó a los sindicatos. El año pasado las movilizaciones fueron importantes y masivas, pero por conveniencias electorales puesto que eso se ha visto en las elecciones de Bengala y Kerala, como ya he señalado. Se mantendrán mientras el PC (marxista) no vuelva a gobernar y luego decaerán. Así ha sido en los últimos 40 años. Por cierto, la principal central sindical es la Confederación India de Sindicatos, que les agrupa a casi todos y que históricamente ha estado vinculada al PC (marxista).

13.Volvamos a la cuestión naxalita ¿Es verdad que los naxalitas no tiene fuerza en las masas populares de la India y su partido es marginal?

Como buenos maoístas se han centrado en el campo, sin preocuparse mucho por las ciudades. Esto les ha proporcionado tanto beneficios como perjuicios. Beneficios porque la expansión por grandes zonas del país es incuestionable, como lo es que India sigue siendo un país eminentemente rural. Todavía casi el 60% de la población vive en el campo. Los adivasi y los dalit residen fundamentalmente en el campo, y esa es su principal base social. A las ciudades están llegando muy lentamente, básicamente a los cinturones industriales y aquí tienen un talón de aquiles que reconocen ellos mismos. Así que si por marginal se entiende la ciudad, sí, son marginales.

Como lo son los otros partidos comunistas en el campo, y eso a nadie le extraña. Hay datos desconocidos, como que la principal organización de mujeres de India es naxalita, la Organización Revolucionaria de Mujeres Adivasi. Su capacidad de lucha y de organización se estudia incluso en alguna universidad y no son pocas las feministas que acuden a sus encuentros para aprender de estas mujeres sencillas, indígenas, campesinas pero que están a años luz de las feministas de las ciudades. Hay muchos reportajes sobre ellas; Shoma Sen y Arundaty Roy son algunas de las famosas que se han rendido a la ORMA, por dar dos ejemplos. Así que a ver quién es marginal.

14.¿El PCI(maoísta) mantiene algún postulado internacionalista con algún país (Cuba, Corea del Norte, Iran...)?

No son muy dados a este tipo de declaraciones. Sí se han posicionado tibiamente con Cuba, en alguna ocasión lo he visto, pero no respecto a Corea del Norte o Irán. Al menos yo no lo conozco. Sí han emitido declaraciones de apoyo a la guerra popular en Perú, en Filipinas o en Turquía, por ejemplo. Ellos siempre hablan del imperialismo y se solidarizan con todos los pueblos que luchan contra el imperialismo, así, en general y como no puede ser de otra manera. Forma parte del Comité de Coordinación de los Partidos y Organizaciones Comunistas del Sur de Asia, pero nada más. Son maoístas y sus simpatías van siempre en esa línea.

15.¿Esta siendo beneficioso la victoria del PCI (marxista) en el estado de Kerala? Se dice que hay tensión con los maoístas alli...

Depende cómo se mire. Las preguntas serían ¿Va el PC (marxista) a aprender de sus errores anteriores, va a dejar de supeditarse a los presupuestos desarrollistas a cualquier precio como hizo, va a plantear un cambio en las relaciones productivas? Si es así será beneficioso, si no es así no lo será en absoluto. Yo no comparto la tesis de “lo menos malo”. El PC (marxista) ha pasado por etapas tan diferentes que me resulta muy difícil en estos momentos ni siquiera otorgarle el beneficio de la duda. Ya he dicho antes que no ha logrado la mayoría absoluta y que tiene que pactar. Y todo lo que hay es a su derecha, con lo que el tipo de gobierno que hará, o está haciendo, va en esa línea, como lo hizo antes: conciliar con el capital. El caso de la sindicación de los trabajadores informáticos está ahí.

¿Mejoras sociales? Seguramente, pero también las plantea un sector del capitalismo para evitar una explosión social y la consiguiente lucha de clases. En cuanto a la tensión con los maoístas es evidente. Desde la unificación con el PCI Naxalbari, la implantación maoísta en Kerala es mucho mayor por lo que se convierte en un competidor evidente para el PC (marxista). Recientemente, creo que en enero, se han extendido a una amplia zona de Kerala y Tamil Nadu. Y el PC (marxista) no perdona que los maoístas presionasen a los bancos por sus préstamos usureros a los campesinos (ha sido en varias ocasiones, pero la última y más exitosa fue en 2013), algo que deberían haber hecho ellos cuando gobernaron y no hicieron. Porque resulta que el índice de suicidios en la India por no poder pagar los préstamos es altísima y ningún gobierno ha metido mano a los bancos. Han tenido que ser los maoístas quienes tomasen cartas en el asunto.

16.¿Existen otros grupos armados en la India que apoyen a los naxalitas?

Esta es una de las consecuencias del desconocimiento de lo que es la India. En todo el país hay 211 grupos armados de todo tipo, incluyendo aquí a los paramilitares. Muchos son de raíz étnica, otros son separatistas y abogan por la libre autodeterminación, otros son musulmanes y otros son comunistas, incluyendo varios maoístas. El PCI (maoísta) es producto de la fusión de varios de esos grupos, tardía puesto que fue en 2004. Y todavía siguen fusionándose, como la que antes decía y que fue el 2015. Pero todavía hay, que yo sepa, 39 grupos políticos, armados o no, que se proclaman maoístas así que la división es muy grande. Y el trabajo de unificación, también.

17.¿Que son los adivasi y los dalits?

Los adivasi son los indígenas del país. India es el país del planeta con mayor número de pueblos indígenas, seguido por Brasil y México. Tampoco es conocido. Creo que ya he dicho que son los pobres de los pobres. Por lo menos fuera de las zonas maoístas porque en ellas son los protagonistas de sus propias decisiones. Hay mucha documentación sobre ello, y algunos vídeos. Una de las cosas que sorprendieron a Arundaty Roy en su viaje a una de las zonas liberadas ya hace unos años, del que publicó su espléndido “Caminando con los camaradas”, fue precisamente la participación de los indígenas en el movimiento maoísta, su nivel de organización y su papel en la toma de decisiones.

Los dalit son los parias, el último escalón de las castas que aún siguen existiendo en la India pese a la Constitución y todas las monsergas legales. Ahora con los hinduístas en el poder, el tema de las castas se ha recrudecido aún más.
Resultado de imagen de RED DE BLOGS COMUNISTAS
18.¿Que es el frente unido del que habla el PCI (maoísta)?

Es una vieja propuesta, del 2009, que se basa en la alianza táctica de lo que llaman las cuatro clases antiimperialistas y antifeudales: la clase obrera, el campesinado, la pequeña burguesía y la burguesía nacional pero sobre la base de la alianza obrero-campesina. Ese Frente Unido Revolucionario ha actuado en varios lugares e incluso ha cosechado buenos resultados electorales, aunque siempre ha sido posteriormente reprimido e ilegalizado. Ese FUR ha sido de nuevo lanzado a la palestra en 2013 como consecuencia de la debacle de la izquierda parlamentaria y de una cada vez mayor presión de ciertos sectores, incluyendo a intelectuales, para que sean los maoístas quienes lo dirijan ante la constante derechización de esa izquierda parlamentaria. Ahora, creo que fue en diciembre de 2016, se a hecho otro tanto como un elemento imprescindible para luchar contra la hindutva, la supremacía hindú de la que hablaba antes y que para los maoístas es “colonialismo” hindú. La novedad es que ahora se ha lanzado también como una especie de gran alianza política con los partidos de la izquierda parlamentaria. La cuestión es que estos no lo ven con buenos ojos por el tema de la lucha armada.

19.¿Existen otras organizaciones maoistas en la India?

Ya he dicho antes que al menos son 39, que yo conozca. Si hay un país donde la atomización de los movimientos y organizaciones políticas existe, ese es India. No hay que olvidar que tiene 1.200 millones de habitantes, que es casi un continente en sí mismo y que tiene no sólo una muy rica variedad de culturas, pueblos y religiones, sino que tiene una importante cuenta de conflictos irresueltos, esos sí trasversales. Por ejemplo, en Orisha una parte muy importante de las bases maoístas son los cristianos, que al ser perseguidos encontraron protección y refugio en los maoístas. Y lo mismo pasa en otros lugares que pretenden autodeterminarse, donde los movimientos separatistas confluyen con los maoístas o combaten contra ellos.

20.¿Que opinas de los procesos del Nepal?

Hace un tiempo que no lo sigo con detenimiento, pero no tengo muy buena impresión. El afán por pactar, la prepotencia de los dirigentes y el despego hacia las bases fueron determinantes para lo que en un principio fue un buen acuerdo de paz se truncase en una mala salida política. Se abandonó a los militantes a su suerte, se despreciaron todas y cada una de las cláusulas que se firmaron (como la incorporación al ejército del grueso de los guerrilleros, que al final fue sólo un escaso 10% de las fuerzas y muchos de ellos para trabajos casi forestales, o de la mujer, una ínfima minoría de lo que suponía casi el 40% del total de sus efectivos).

Eso provocó malestar primero, desilusión después y fraccionamiento más tarde. Estuvieron en el gobierno, lo perdieron, volvieron a estar en el gobierno, lo perdieron y ahora vuelven a tener a un primer ministro. Un juego de alianzas porque en las últimas elecciones, las de 2013, perdieron casi 60 diputados y lo más importante, más del 30% de sus apoyos anteriores. Vamos a ver ahora el resultado de las elecciones municipales, que son a mediados de mayo. Será un indicativo mucho más claro de lo que pasa allí.

21.¿Cómo afecta el Nepal a la India?

La pregunta sería al revés, cómo afecta la India a Nepal. Una de las pocas cosas que han hecho los maoístas nepalíes tras el acuerdo de paz ha sido que en sus etapas en el gobierno han intentado desligar el nudo que ata a Nepal con la India y la única forma de hacerlo es vincularse con China. Cuando ganaron las elecciones por primera vez en 2008, lo primero que hicieron fue dar prioridad a China frente a India. Eso era determinante, pero está teniendo muchos altibajos en su continuidad y en la política maoísta. India es muy fuerte, todos, sin excepción, los demás partidos no hacen nada que haga daño no sólo a la política exterior de India, sino a los intereses indios dentro de Nepal. Eso vale también para los maoístas, que aunque siguen cuidando de ampliar las relaciones con China no se atreven a ir muy deprisa por lo que supone de desafío a India. Y un desafío a la India supone, si no un golpe de Estado, sí un cambio brusco en la política de alianzas y en su desalojo del poder, del poco poder que se tiene en un gobierno si no se cambian las estructuras que le sustentan. Y una de ellas es el Ejército, casi íntegro y casi sin reformar desde los tiempos de la guerrilla.

22.¿Cómo definirías tú al gobierno indio?

Ahora mismo, y por utilizar una expresión cercana a nosotros, es neofascista. El BJP es supremacista hindú y, por lo tanto, busca no sólo la supremacía racial sino la religiosa. Por primera ven en la historia de la India independiente se ha elegido a un religioso hinduísta para un alto cargo, ministro de Uttar Pradesh, uno de los estados. Es un tipo que ha dicho que hay que demoler mezquitas y que si se viola a una niña hindú ellos harán lo mismo con 100 musulmanas, y así. Es un tipo que alienta el paramilitarismo y un defensor a ultranza del sistema de castas. Es un ejemplo de cómo la versión más religiosa , hinduísta y “masculinista”, si se puede utilizar esa expresión, está cogiendo poder dentro de un BJP que es, además, neoliberal-radical en lo económico; es una especie de tatcherianismo, de reaganismo, para entendernos. Eso es lo que ha llevado al PC maoísta a proponer una nueva versión de su Frente Unido Revolucionario a la que se incorporarían los partidos de la izquierda parlamentaria, pero con el escaso éxito que ya he dicho. Por cierto, la traducción es Partido Popular Indio. Cada vez cuenta con más apoyos por lo mismo que ha ocurrido aquí o muy parecido: la constante derechización de la socialdemocracia y de la pretendida izquierda institucional

Mucha gente vio al BJP como una alternativa a toda esta gente corrupta hasta la médula y ahora es un fenómeno casi imparable. Se tardará un tiempo en ver la realidad, pero mientras tanto en daño será terrible. Sólo hay un aspecto a tener en cuenta que no lo suelen hacer los pretendidos izquierdistas: la política exterior. El BJP está teniendo un cuidado exquisito con ella, alineándose unas veces con EEUU y otras con Rusia o China. Pero, sobre todo, está reforzando su presencia en los BRICS, algo que choca bastante con la senda neoliberal que sigue a nivel interno y con la sumisión acrítica a cualquier cosa que se dice desde sus homólogos ideológicos. No hay que perder de vista que pertenece a la Internacional Democrática, en la que se enmarca, curiosamente, el PP español.

23.¿Qué papel tiene el campesinado en la revolución india?

Absoluto. En un país donde todavía casi el 60% de la población reside en el campo, el campesino lo es todo. Eso lo han entendido desde siempre los maoístas, pero no así el resto de organizaciones de la izquierda, sobre todo la institucional. Si, además, se es indígena, en un país donde los pueblos indígenas son unos cuantos cientos, se entiende mucho mejor todo. Son los campesinos indios quienes están consiguiendo los éxitos más sonados en cuanto a luchas actuales: han conseguido que se ponga en cuestión los transgénicos, han conseguido que se cierren fábricas de Coca-Cola por lo que supone de esquilmación de recursos como las aguas… Pero eso no lo entienden quienes viven en las ciudades. Siempre les han visto como un sector atrasado y así lo sigue viendo la mayoría del país.

24.¿Crees que Pakistan debería volver a unirse con la India en una única República Democrática o mantenerse separados?

A estas alturas de la historia es imposible una unificación. No sólo por lo que supone de cuestión religiosa, sino por otras cuestiones como la política de alianzas de unos y otros.

Por ejemplo, Pakistán es aliado de China, y China es un país enemigo de India, puesto que recuerdo que hubo una guerra entre ambos y eso queda muy profundamente en el imaginario colectivo. India y China son aliados en los BRICS, sí, pero más allá de la economía tienen pocas relaciones y se miran siempre de reojo.

25.¿Existen partidos comunistas en España o colectivos que apoyen la insurgencia naxalita?

Algunos hay, desde luego. Pero no son muchos y, además, el maoísmo en este país está muy de capa caída. Se han hecho algunos actos, se mantienen algunas páginas web y de vez en cuando se hacen algunas pintadas o se publican algunas cosas, pero nada más. En todo el mundo hay una revisión del maoísmo y no para bien. Quienes hace unos años fueron maoístas ahora reniegan de él y eso también influye.
Leer más...

13 junio 2017

Los naxalitas tienen un gran apoyo en el estado de Telangana y más de 200.000 cuadros.

Ante el gran apoyo que las tribus locales dan a la guerrilla comunista de la India, dirigida por el PCI (maoísta), las fuerzas de Seguridad del estado de Telangana han realizado un informe sobre las fuerzas y el apoyo que estos disponen en la región, concluyendo que los maoístas disponen de, al menos, 200.000 cuadros repartidos en 35 distritos y poseen más de 10.000 armas de fuego.

Imagini pentru naxalites weapons pci (m)En el informe, la policía alegó que los maoístas recaudan (ellos utilizan, por supuesto, el término "extorsionan") de 1.200.000.000 a 1.500.000.000 de rupias (de 16 a 20 millones de € aprox.) cada año a través de "impuestos revolucionarios" a contratistas industriales y empresarios.A pesar de que el antiguo jefe de los servicios de inteligencia de Telangana (CRPF), Kode Durga Prasad, había afirmado que la mitad del Comité Central maoísta de 24 miembros había muerto en enfrentamientos, se había rendido o habían sido detenidos, y que la fuerza del partido de los maoístas se había debilitado también, los nuevos datos parecen contradecirlo.

De hecho, la emboscada de los maoístas del pasado 25 de abril en el distrito de Sukma en Chhattisgarh se comprobó que existe un gran número de milicianos que trabajaban dando apoyo a la guerrilla en los poblados tribales. El director general de la CRPF, Sudeep Lakthakia, dijo: “Las fuerzas de seguridad son emboscadas en las áreas tribales y existe un gran riesgo operacional. Los maoístas y las milicias que los apoyan son numerosos. En la última emboscada tuvieron una superioridad de 1 contra 5 sobre las fuezas del orden”.

La Profesora Nandini Sundar, del Departamento de Sociología de la Facultad de Economía de Delhi, que ha realizado un extenso trabajo sobre las tribus en la zona y su apoyo a los naxalitas, opina que solo con la negociación se puede resolver el "problema", ya que loa adivasis (población local) se sienten representados y protegidos por la guerrilla, por eso muchos campesinos forman parte de esas milicias de apoyo.

En una entrevista afirmó que “Las instituciones policiales pretenden afirmar que han reducido la presencia maoísta y que este es su último suspiro. Sin embargo, el envío de más personal de las fuerzas de seguridad y militares no funcionará por si sólo, a menos que se aborden las cuestiones fundamentales, como la propiedad de la tierra o de los bosques”.
Leer más...

31 marzo 2017

¿La competencia, la lucha interburguesa y la guerra interimperialista son cosas del pasado?

¿La competencia, la lucha interburguesa y la guerra interimperialista son cosas del pasado? (un artículo de Victoria de los Oprimidos y Explotados, miembro de la Red de Blogs Comunistas)
***
Muchos han sido los que han afirmado, en el pasado, que la nueva situación económica no es equiparable a la que vivieron Marx y Engels y el camino de acción, en consecuencia, no puede ser el mismo. Los falsos comunistas y fingidos revolucionarios argumentaban que los autores del Manifiesto Comunista nunca conocieron una economía monopolista, sino una economía competitiva con muchas pequeñas empresas y un mundo dividido en varias potencias, muy diferente a la realidad que aparecía en el siglo XX. 
Karl Kautsky, que fue uno de los primeros exponentes, defendió la tesis de que las contradicciones interburguesas e interimperialistas habían desaparecido o menguado sustancialmente, pues el monopolismo conducía a su eliminación. Para Kautsky la competencia había muerto en la época del imperialismo y la producción, la distribución y el consumo eran planificados por los monopolios evitandoasí los aspectos negativos del anarquismo del capitalismo. De esta concepción surgió su teoría revisionista del “ultraimperialismo”, teoría que buscaba desarmar el movimiento comunista internacional y, a la vez, promover, durante la Primera Guerra Mundial, la lucha de la clase obrera a favor del estado burgués con la excusa de la defensa de ––– patria frente a la potencia hegemónica mundial.
Frente a la teoría revisionista de kautsky hubo réplicas de varios marxistas de la época. Primero Hobson y después Lenin señalaron que “La principal característica del imperialismo moderno es la competencia de imperios rivales”. Los revisionistas no querían recordar las explicaciones de Karl Marx referentes a la concentración del capital como proceso dialéctico, según las cuales a la vez que se genera una tendencia principal a la acumulación y unión del capital se promueve también su subdivisión, no siendo este un proceso uniforme ni lineal. No se puede entender la etapa del monopolismo como una negación de su etapa anterior, la economía de la competencia, sino todo lo contrario: como la intensificación de la competencia bajo distintas formas. El monopolio no es lo contrario de la competencia, sino que la competencia es lo contrario del monopolio; primero existieron los monopolios feudales y fue después cuando apareció la competencia capitalista.
En la última década, la izquierda pequeñoburguesa, los trotskistas y los revisionistas han intensificado su campaña entre la clase obrera utilizando variantes de las teorías de Kautsky. Prachanda, en Nepal, consiguió parar la victoriosa Guerra Popular, por la que se controlaba ya el 80% del país, con su teoría revisionista del superimperialismo. De esta forma, la izquierda pequeñoburguesa y revisionista considera al imperialismo ruso y al socialimperialista chino como imperialismos “buenos”  y de carácter “defensivo”, negando en todo momento que compartan similares intereses imperialistas que EEUU.
Hay que volver a recuperar las célebres frases de Lenin pronunciadas en la Primera Guerra Mundial: “Guerra a la guerra” y “Transformar la guerra imperialista en guerra civil”. No hay que permitir que la gran burguesía imperialista divida a la clase obrera entre inmigrantes y autóctonos, según su nacionalidad, raza…,y que fomente el chovinismo frente a las naciones oprimidas internas y externas. La clase obrera tiene un carácter internacional, que no se debe al estado burgués de su país.
Es importante tener presente, por lo tanto, que la clase obrera rusa tiene como principal obligación derrotar a su propia oligarquía imperialista y no ayudarla; no valen excusas tales como la defensa de la patria frente a EEUU. No hay que participar ni colaborar en una guerra reaccionaria donde Rusia oprime a otras naciones y países como Siria, Armenia, Moldavia… Frente a la guerra imperialista hay que exclamar: “! Transformar la guerra imperialista en guerra civil !” Lo mismo se puede decir de la clase obrera de las otras potencias imperialistas: EEUU, China, Francia…
Los imperialistas engañan a las masas justificando sus guerras bajo supuestas causas justas, tales como la guerra contra el terrorismo, la guerra contra el fundamentalismo islámico… Debajo de estas falsas proclamas esconden una guerra abierta contra las naciones oprimidas (internas o externas), una guerra contra aquellos que se niegan a someterse. Los comunistas que viven en estados imperialistas deben de promover la lucha interna contra el estado imperialista propio y conseguir poner fin a la guerra imperialista y reaccionaria.
En el movimiento comunista internacional reina actualmente la desorientación y el desconcierto;  muchos partidos “comunistas” consideran a EEUU como la única potencia imperialista. Tildan a EEUU de potencia imperialista hegemónica y absoluta, apenas sin rival, sin competencia. Ante esto hay que decir que no es posible un único monopolio, no hay fuerza dentro del capitalismo que pueda eliminar la competencia interimperialista, al ser ésta intrínseca en él. Los acuerdos entre imperialistas son temporales, la correlación de fuerzas cambiantes y las contradicciones interimperialistas tarde o temprano estallan en todo su esplendor.
La reacción, el chovinismo y las contradicciones están subiendo de grados, dirigiéndose a una inevitable tercera guerra mundial, si la clase obrera internacional no pone remedio rebelándose ante este estado de cosas.
¡No a la guerra contra el “terror” y el “fundamentalismo islámico”!
¡ No a la barbarie y a la guerra imperialista !
¡ No a la defensa del imperialismo ruso y  el socialimperialismo chino !
¡ Aprovechar las contradicciones interburguesas e interimperialistas !
Leer más...

13 febrero 2017

El estudiantado #VibraContraPeñaNieto


Durante las últimas semanas, México ha estado situado en el ojo del huracán, pues, la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, ha sido amenazadora, no solo para nuestro pueblo, sino también para otros países. La política segregacionista de Trump ha puesto en aprietos a miles de inmigrantes en riesgo de deportación y nuestra economía dependiente del vecino del norte, hoy se tambalea por la cuerda floja. 

Estas medidas han orillado a fijar una postura a la oligarquía nacional y también a las transnacionales que ven afectados sus negocios e intereses en nuestro país.  Por ello, grupos como Mexicanos Primero, Nexos y partidos políticos convocaron a realizar marchas para el día domingo 12 de febrero a través de la iniciativa #VibraMéxico, aprovechando el escenario de incertidumbre para generar simpatía y “unidad nacional”, no importando clase social, para enfrentar al que ven como enemigo, el mismísimo presidente de los Estados Unidos.

Las instituciones educativas no pudieron faltar y de manera automática los rectores de la UAEM y la UNAM, asumieron la convocatoria por tratarse de un tema de defensa de la “soberanía” y en un acto de patriotismo (servilismo a EPN). La respuesta de la comunidad universitaria se hizo notar y de inmediato llovieron las críticas contra Graue y Vera, por sumarse a una convocatoria impulsada por la clase política, empresarios y la televisión y sobre todo, a espaldas de los estudiantes.


Con un contingente mermado, fracasó el intento por convertir en interés popular, la causa de la burguesía. Hay que marcar el hecho de a qué intereses responden realmente los estudiantes. Si de los que se han empecinado en privatizar a la educación, de recortar el presupuesto a las universidades, aumentar colegiaturas y deteriorar la economía con la imposición de las reformas estructurales, volviendo cada vez más insostenible la vida con aumentos en la canasta básica, transporte, energéticos y orillando a recortes laborales y someterse a condiciones deplorables para sobrevivir. De quienes llaman a la unidad nacional pero han criminalizado a las marchas, a las luchas por las reivindicaciones del estudiantado y las causas populares o del lado del pueblo junto al obrero, al campesino y las comunidades originarias.


La unidad tiene que enmarcarse en un carácter de clase para hacer frente al régimen de Enrique Peña Nieto y sus reformas, a las medidas de nacionalistas de Donald Trump. Construir un frente antifascista y antiimperialista donde los estudiantes participen activamente del lado de los sectores populares.


Leer más...

04 febrero 2017

RdBC: Comunicado del PCI (M): Atreverse a ganar y conquistar la victoria

La Red de Blog Comunistas (RBC) ha traducido al castellano un nuevo llamamiento del Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta), en el que llama a celebrar el XII Aniversario del partido, consolidándolo y haciendo avanzar al Ejército Guerrillero de Liberación Popular y a la lucha revolucionaria, y derrotando la tercera fase de la genocida operación Green Hunt lanzada, con ayuda de los imperialistas, por las clases dirigentes fascistas de la India.

El PCI (M) convoca a los pueblos de la India a, utilizando una cita de Mao, “¡Atreverse a luchar y conquistar la victoria!”; es decir, recordando que no solo basta con organizarse y tener coraje de iniciar el combate, sino que es necesario también estar decididos a ganar.


PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA)
COMITÉ CENTRAL
¡DERROTEMOS LA TERCERA FASE DE LA OPERACIÓN GREEN HUNT ASÍ COMO LOS PLANES MISIÓN-2016 DE BASTAR Y EL PLAN DE ACCIÓN SARANDA, QUE SON PARTE INTEGRANTE DE DICHA OPERACIÓN! 
¡CELEBREMOS EL 12º ANIVERSARIO DEL PARTIDO EN TODO EL PAÍS CON ENTUSIASMO REVOLUCIONARIO! 
¡AVANCEMOS CONSOLIDANDO EL PARTIDO, EL EGLP, LAS ORGANIZACIONES REVOLUCIONARIAS DE MASAS Y LOS COMITÉS POPULARES REVOLUCIONARIOS!
Queridos camaradas, querido pueblo,
Vamos a celebrar el 12º aniversario de la creación de nuestro Partido con gran entusiasmo y fervor. El 21 de septiembre tiene gran importancia para nuestro Partido y para los revolucionarios. El 21 de septiembre de hace 12 años, dos corrientes revolucionarias se unieron para formar el PCI (Maoísta). Nuestro Comité Central envía sus más cordiales saludos revolucionarios a todos los miembros del Partido, a los comandantes y soldados del Ejército Guerrillero de Liberación Popular (EGLP), a los dirigentes y miembros de los nuevos órganos de gobierno popular democrático, a las organizaciones revolucionarias de masas, a los simpatizantes del Partido y a las masas revolucionarias. Nuestro Comité Central hace igualmente extensivo su sincero saludo revolucionario a los partidos maoístas y a las organizaciones de diversos países que forman parte de los movimientos de solidaridad que, por todo el mundo, apoyan la guerra popular en curso en nuestro país.

Más de ciento cincuenta de nuestros queridos camaradas perdieron sus preciosas vidas en la lucha revolucionaria durante el pasado año, desde que celebramos el 11º aniversario de nuestro Partido. Entre ellos había camaradas que pertenecían a la dirección nacional del Partido y miembros de su base; comandantes de pelotón y miembros de las milicias populares; había desde dirigentes de los gobiernos populares revolucionarios y las organizaciones de masas hasta gentes corrientes. El camarada Chirag (Zona Especial de Bihar oriental y Jharkhand nororiental), el camarada Vasanth (Orissa) y el camarada Lachchanna (miembro suplente del Comité Especial de Zona de Dandakaranya) pertenecían a la dirección nacional o a la dirección de Zonas Especiales. El camarada Ravi (Secretario del Comité de la División oriental de la zona fronteriza de Andhra-Orissa), el camarada Satish (Zona sur, Bijapur), la camarada Rama (Seendri Lingo, División de Kalinganagar, Orissa), el camarada Sunil (División de Maad, Dandakaranya), la camarada Rajitha (División de Gadichiroli septentrional, Dandakaranya) y la camarada Soni (Bastar meridional, Dandakaranya) pertenecían al nivel directivo de los Comités Zonales o de División. Recordemos a los miles de heroicos mártires que han entregado sus vidas desde los días del movimiento revolucionario armado campesino de Naxalbari y rindamos nuestro humilde homenaje a todos y cada uno de los camaradas caídos este último año, con quienes luchamos hombro a hombro contra el enemigo en esta guerra popular para alcanzar los elevados objetivos de la Revolución.
Nuestro Comité Central rinde también homenaje a los heroicos camaradas que entregaron sus vidas al servicio de los distintos movimientos que, dirigidos en diferentes países por partidos, organizaciones y grupos maoístas, luchan por la revolución socialista mundial. También rinde tributo a demócratas auténticos como BD Sharma, amigo inquebrantable de nuestro Partido y de la Revolución de Nueva Democracia que se desarrolla en el país, a la que siempre deseó el mayor éxito posible.
En los últimos diez meses desde el 11º aniversario de la formación de nuestro Partido, sus cuadros, los soldados del EGLP, los comités populares revolucionarios y las organizaciones revolucionarias y democráticas, las masas de nuestro país y, en especial, quienes forman parte del movimiento revolucionario en las zonas de lucha, dirigidos todos por nuestro Partido, han luchado heroicamente contra las políticas sociales, económicas, militares, culturales y medioambientales antipopulares y proimperialistas, sobre todo contra la Operación Green Hunt, que, con ayuda de los imperialistas, han puesto en práctica de manera brutal las clases dirigentes fascistas. El sacrificio de los mártires en esta guerra de resistencia tiene un extraordinario valor ejemplar, digno de emulación. Dieron su vida por una sociedad nueva, justa e igualitaria donde no haya ni desigualdad, ni discriminación, ni explotación del hombre por el hombre. En este día en que conmemoramos el 12º aniversario de la creación de nuestro Partido, nos comprometemos con el puño cerrado a seguir adelante con toda nuestra determinación por la senda que nos alumbraron los mártires para dar cumplimiento a su sueño de forjar un mundo nuevo. Hacemos extensivo nuestro pésame a todos los miembros de las familias, parientes y amigos de los mártires, con la promesa de que el Comité Central no dejará de darles su apoyo.
El Comité Central espera que nuestros camaradas de lucha que resultaron heridos en combate se recuperen pronto y vuelvan a reincorporarse activamente cuanto antes al movimiento revolucionario.
Presentemos ahora ante los miembros del Partido, las fuerzas del EGLP y las amplias masas las victorias obtenidas por el PCI (Maoísta) gracias a los sacrificios de los mártires y procuremos intensificar su participación activa y militante en la guerra popular.
Nuestras victorias:
Bajo la dirección del Partido, el EGLP se ha enfrentado a las fuerzas mercenarias de la policía y los paramilitares de las clases dominantes y explotadoras con los objetivos principales de transformarse en un Ejército Popular de Liberación (EPL), de convertir la guerra de guerrillas en una guerra de movimientos y de hacer de Dandakaranya y Bijapur zonas liberadas. También combate para proteger al Partido, al movimiento revolucionario, al pueblo y a los órganos del gobierno popular revolucionario, así como para lograr nuevas victorias. Por otra parte, las fuerzas de enemigo, en el marco de sus políticas de conflicto de baja intensidad, han puesto en práctica diversas formas de violencia de Estado y terror blanco: se han dedicado a atacar pueblos y a sus moradores, han asesinado a aldeanos, han empleado la violencia sexual contra las mujeres y han destruido las propiedades y los cosechas de los campesinos. Su objetivo es dividir al pueblo. Al aplastar bajo sus botas a las gentes, pretenden asfixiar los anhelos populares de nueva democracia y de una sociedad socialista y dar al traste con su espíritu colectivo. A los periodistas independientes que han tratado de sacar a la luz los casos de terrorismo de Estado y las atrocidades policiales los han calificado de maoístas, los han imputado en montajes judiciales o los han expulsado de las zonas de conflicto. El EGLP, bajo la dirección del Partido y con la ayuda de las masas revolucionarias, ha emprendido diversas campañas contraofensivas tácticas como respuesta a esta guerra contrarrevolucionaria que desarrollan las fuerzas del enemigo en el marco de la Operación Green Hunt. En Kala Pahad (Palamu, Jharkhand), Dabbakunta (Sukma, Chhattisgarh), Malewada (Dantewada, Chhattisgarh) y Chakkar Bandha (Aurangabad, Bihar) las fuerzas enemigas sufrieron pérdidas considerables. En Chhattisgarh, Orissa, Maharastra, Telangana, la región fronteriza de Andhra y Orissa, Jharkhand, Bengala occidental y Ghats occidental la resistencia de los soldados del EGLP se materializó en forma de acciones ofensivas tácticas de nivel bajo y medio. Más de 60 policías murieron y unos 140 resultaron heridos en diversas zonas guerrilleras y de resistencia roja de todo el país.
A diversos niveles, el plenario del Partido ha analizado y elaborado conclusiones sobre el programa de dos años de bolchevización (Estudio y Aplicación), cuyos resultados, según se preveía, han sido positivos. En algunas zonas se ha adoptado la decisión de prolongar la campaña un año más. La máxima dirección del Partido ha decidido mejorar su nivel teórico y político y bolchevizarse en atención a las circunstancias, rápidamente cambiantes. En ese sentido, hemos decidido realizar investigaciones de tipo social. Hemos emprendido estudios de campo sobre los cambios relativos que han tenido lugar en el último decenio en el ámbito de las relaciones de producción. La dirección, colectivamente y a diferentes niveles, ha estudiado los informes, basados en un análisis de clase, en los que se llega a la conclusión de que el nivel de vida de quienes habitan en las zonas del movimiento revolucionario ha mejorado.
Desde 2011, bajo la dirección de los Comités Populares Revolucionarios (Krantikari Janatana Sarkar) que, a diferentes niveles, ha ido estableciendo nuestro Partido, se ha puesto en marcha un movimiento cooperativo destinado a “la nivelación de tierras, la parcelación y el aumento de la producción gracias a la traída de aguas para la irrigación”. Esta campaña se desarrolla durante 15-20 días cada año. Donde operan los Janatana Sarkars y sobre una base clasista, se lleva a cabo dicha campaña, que se ha convertido en una tradición revolucionaria. Esta forma de trabajar nos está ganando los corazones del pueblo. La policía y las fuerzas paramilitares cometieron ataques brutales en los meses de enero y febrero de 2016 para así interrumpir las tareas. En un caso, la policía disparó contra los vecinos mientras trabajaban, asesinando a dos aldeanos e hiriendo a otros dos. A pesar de ello, las masas revolucionarias dieron cima a la campaña antes del Día del Poder Popular (el 10 de febrero) y cumplieron los objetivos. A pesar de los continuos ataques, unos 150.000 hombres y mujeres, por término medio, participaron a diario en esta campaña. Este hecho revela su carácter masivo. Esta campaña se lleva a cabo también en las zonas del movimiento revolucionario en la región fronteriza de Andhra y Orissa y en Orissa.
Los Janatana Sarkars se han concentrado en la agricultura, la educación del pueblo, los servicios de salud, la defensa de los propios Janatana Sarkars y la pequeña industria. Los Janatana Sarkars tienen que ocuparse también de tareas como la puesta en libertad de los camaradas detenidos, prestar ayuda económica a sus familias, proteger los bosques, replantarlos, etc. Debido a la persistente sequía que afecta a las zonas de lucha, las organizaciones revolucionarias de masas y los Comités Populares Revolucionarios han adoptado medidas para combatir la sequía y llevar algo de alivio al pueblo. También hemos recibido diferentes tipos de donaciones de diversos sectores populares como trabajadores, demócratas y simpatizantes del movimiento revolucionario, que hemos repartido.
En las zonas del movimiento revolucionario y especialmente en la India central y oriental, los gobiernos central y estatales han firmado memorandos de entendimiento con empresas multinacionales y de la burguesía burocrático-compradora como Tata, Essar, Mittal, Jindal, Neco, Vedanta o Posco para realizar diversos proyectos, a saber, proyectos mineros, grandes presas, reservas de bosques y parques naturales, megaacerías, centrales térmicas, minas a cielo abierto, ferrocarriles, etc. Existen poderosos movimientos populares de resistencia contra esos memorandos de entendimiento y contra los miles de policías desplegados para garantizar la aplicación de dichos memorandos. Ello ha permitido que muchos proyectos se hayan paralizado. En las zonas fronterizas de Tamil Nadu, Karnataka y Kerala han surgido los primeros movimientos antidesplazamientos. El problema de los desplazamientos en la India es una cuestión que afecta directamente a la existencia misma de muchas personas, en especial a los moolvasis. En última instancia, se trata de la cuestión de la tierra. Ésa es la razón por la que el pueblo, a lo largo y ancho del país, se ha manifestado contra la política antipopular de adquisición de tierras, planteada por el gobierno de Modi. El gobierno de Orissa y sus fuerzas mercenarias están asesinando con la mayor sevicia a mucha gente en un intento de acabar con los movimientos antidesplazamientos. Nuestro Partido anima a estos movimientos populares a unirse sobre una base amplia con otras fuerzas y organizaciones de defensa popular.
Las organizaciones democráticas, las minorías religiosas así como los dalits y los adivasis de las zonas donde está implantado nuestro movimiento están avanzando hacia la unidad en la lucha contra el fascismo brahmánico-hinduista. El pueblo de estas regiones no se queda de brazos cruzados ante la política hegemónica y asesina de los terroristas nacional-brahmánico-fascistas (Sangh Parivar), que, con la ayuda y el apoyo del Estado, actúan al margen de cualquier ley y de la Constitución. Por otro lado, los estudiantes, los trabajadores, las mujeres, los escritores, artistas y cantantes revolucionarios y progresistas y los periodistas progresistas procuran despertar la conciencia del pueblo contra el fascismo brahmánico-hinduista. Nuestro Partido se solidariza con ellos. Todos nuestros esfuerzos se dirigen a incorporarlos a un movimiento unitario.
Las clases dominantes anunciaron ya hace casi una década que los maoístas son la mayor amenaza para la seguridad interna del país. Las clases dominantes han declarado la guerra al pueblo en las regiones donde actúa el movimiento maoísta. Han desplegado casi 500 mil miembros de la policía y de los paramilitares. Desde el cielo vigilan aviones no tripulados y media docena de helicópteros de la Fuerza Aérea. A finales de 2015, el gobierno indio autorizó los ataques aéreos, lo que constituye un punto de inflexión para el movimiento revolucionario indio. Los Comandos Garuda de la Fuerza Aérea han realizado ejercicios de ataque, provocando el pánico de las gentes. No han dejado de aumentar los asesinatos de luchadores en supuestos enfrentamientos con la policía, que goza, igualmente, de total impunidad para cometer cualquier atrocidad contra las mujeres. Los mercenarios de la policía someten a crueles torturas al pueblo, tales como impregnar las heridas de los detenidos con sal y guindilla en polvo o atarlos por las manos a un vehículo y arrastrarlos por el suelo. La policía, asimismo, violenta sexualmente a las mujeres. En Chinna Gelluru, Pedda Gelluru, Budigin, Pegadapalli, Kunna y otros pueblos, han llevado a cabo agresiones salvajes contra las mujeres. Dirigidos por Kalluri, Inspector General de la SRP [“Policía de Reserva del Estado”, en sus siglas en inglés] de Bastar, en el estado de Chhattisgarh, las fuerzas de la policía del estado y federales, así como los Comandos CoBRA, están cometiendo atrocidades bestiales contra el pueblo. A pesar de que Amnistía Internacional ha criticado a la policía por no informar a los familiares de los detenidos de su arresto, los gobiernos central y estatales no se han dado por enterados. Los demócratas protestan contra estas atrocidades fascistas, tanto a nivel nacional como internacional. Intelectuales, fuerzas democráticas, activistas por los derechos civiles y de defensa de los derechos humanos, grupos de apoyo a los adivasis, periodistas, abogados, organizaciones de mujeres y diversos partidos parlamentarios con implantación local, excepción hecha del BJP, han decidido poner en marcha mecanismos de investigación para conocer el alcance de estas atrocidades y condenarlas. Raman Singh y Modi y su policía no pueden tolerarlo. Los matones de la policía han recurrido a ataques físicos contra Soni Sori, dirigente del AAP [“Partido del Hombre Común”, en hindi]. A su vez, D.M. Avasthi, Director General Especial de la Policía, ha calificado todos estos hechos como mera propaganda falsa de los naxalitas para difamar a la policía y ha tildado a todas las fuerzas que están del lado del pueblo de “maoístas”. El gobierno destituyó al juez del distrito de Sukma, Prabhakar Gwal, por no pronunciar sentencias en las causas contra maoístas al dictado del delegado gubernamental en dicho distrito, que tuvo que abandonar con la excusa de que existía una amenaza para su vida.
La violencia del Estado y el terror blanco se han desatado a un nivel sin precedentes en todas las zonas de movimiento: en Chhattisgarh, Maharashtra, Bihar, Jharkhand, Bengala occidental, Asom, Orissa, Andhra Pradesh, Telangana, Tamil Nadu, Karnataka, Kerala, Madhya Pradesh y Uttar Pradesh.
La tercera fase de la Operación Green Hunt está creando las condiciones objetivas para la unificación de las fuerzas propopulares. Sobre esa base, el Partido ha procurado en este último año organizar movimientos populares y movimientos de resistencia popular contra la Operación Green Hunt, forjando la unidad de los trabajadores, los campesinos, los estudiantes, las mujeres, los intelectuales revolucionarios, las fuerzas propopulares democráticas y patrióticas y los grupos de apoyo a los adivasis.
¡Estimados camaradas y amigos!
Las clases dirigentes indias y, en especial, las fuerzas nacionalistas brahmánico-hinduistas que están en el poder revestidas con el disfraz de la democracia parlamentaria o, en otras palabras, el terrorismo de Estado y el terrorismo nacionalista, han desencadenado un ataque feroz contra el movimiento revolucionario con la ayuda de los imperialistas.
El enemigo nº 1 de los pueblos del mundo, Estados Unidos, se enfrenta a graves problemas dentro y fuera de su territorio. Este país, el más endeudado del mundo, está sumido en una deuda de 20 billones de dólares. Para mantener su hegemonía como gendarme mundial, los Estados Unidos gastan 100 mil millones de dólares al año en cientos de bases militares en zonas estratégicas de 70 países, lo que provoca las iras de esos pueblos. EEUU no escatima esfuerzos cuando se trata de oponerse a China, que comienza a perfilarse como un competidor a escala mundial. EEUU ha efectuado numerosas acciones militares para mantener la tensión en el mar del Sur de China. La rivalidad no deja de crecer entre los Estados Unidos, China, Rusia y otros países imperialistas, en su lucha por saquear la riqueza petrolera de 20 países árabes del norte de África y Oriente Medio. So pretexto de defender al pueblo, sacar del poder a dictadores y acabar con los grupos terroristas, Estados Unidos, Francia y los ejércitos de la OTAN han llevado el fuego de la guerra y la destrucción a estos países. Según los cálculos de la ONU, más de 300 mil personas han muerto hasta la fecha en la guerra de Siria. A su vez, cientos de miles de personas se han visto obligadas a emigrar a Europa, donde se enfrentan a penalidades sin cuento. Montones de personas pierden la vida al intentar cruzar el mar Mediterráneo. Cientos de civiles mueren en los ataques con drones que realizan los Estados Unidos y otros países imperialistas en Pakistán, Afganistán, Palestina, Yemen, Iraq, Libia, Somalia, Siria y Filipinas. Con estas políticas, los Estados Unidos provocan una cólera cada vez mayor en los pueblos del mundo.
Los Estados Unidos también se enfrentan a considerables problemas internos. Su gobierno se ha visto obligado a reducir el gasto social. Todos los sectores populares están llevando a cabo huelgas en sus respectivos ámbitos. Unos 40 millones de personas (casi el 12% de la población) viven gracias a los cupones de alimentos. El gobierno se ve obligado a pedir nuevos préstamos para pagar los sueldos de los funcionarios. Los afroamericanos, que viven en EEUU desde hace siglos, se enfrentan a múltiples discriminaciones. Sólo en el año 2015, cerca de 600 negros fueron asesinados. La ira de la población negra no puede ser mayor. Han empezado a efectuar ataques armados contra la policía. Miles de personas en decenas de ciudades han salido a las calles para protestar contra esta situación. El descontento está aumentando entre los estadounidenses.
La situación de los demás países imperialistas e industrializados no es mejor que la de los Estados Unidos. Grecia es incapaz de superar la crisis de la deuda en que está sumida. En Francia, las huelgas obreras, por una parte, y los atentados del ISIS, por otra, se suceden al tiempo que la población pierde su confianza en las políticas gubernamentales. El pueblo padece el desempleo, los recortes de las pensiones y los gastos sociales, etc. Es cierto que la salida de Gran Bretaña de la UE es expresión de las aspiraciones populares, pero también es un reflejo del crecimiento de las fuerzas derechistas. La movilización y las luchas populares están aumentando también en Europa.
El resultado de todo ello es que la crisis del sistema imperialista mundial está llamada a hacerse cada vez más profunda y a provocar un grave conflicto entre las fuerzas imperialistas, al exacerbar el enfrentamiento entre ellas por el reparto del mercado mundial.
Camaradas,
La crisis económica y financiera que afecta a los países imperialistas desde 2008 ha generado el caos en todos los países del mundo y creado una enorme crisis social, dando lugar a una multiplicidad de movimientos de trabajadores, así como de nacionalidades y pueblos oprimidos. Los imperialistas están fomentando un cóctel de fascismo, religión y patriotería con el fin de liquidar estos movimientos, al pueblo y las políticas populares. Las fuerzas nacionalistas que están en el poder central promueven, por un lado, el patrioterismo cultural y los ataques fascistas, y, por otro, la puesta en práctica del programa llamado India Vision 2020, cuyo objetivo es dar satisfacción a los intereses de las grandes empresas y destruir el sistema económico del país.
Durante el primer mandato de la Alianza Nacional Democrática [NDA, en sus siglas en inglés], encabezada por el BJP, ya lanzaron el eslogan Shining India. Ahora el rutilante lema de la propaganda es Make in India. En el marco del programa India Vision 2020, Modi y compañía han puesto en marcha diversos proyectos, tales como el de ciudades inteligentes, Start-up India, Stand-up India, MUDRA Yojana, India digital, Skill India, RURBAN, etc. Para desarrollar estos proyectos preferentes, para reestructurar toda la economía india y ponerla al servicio de los intereses de los imperialistas, de la gran burguesía compradora y los terratenientes, Modi ha creado el NITI (Instituto Nacional para la Transformación de la India), en calidad de comisión de planificación. Con los fondos presupuestados para estos proyectos han elaborados planes para acabar con los maoístas. Están empleando estos fondos para tratar de aplastar el movimiento revolucionario que dirigimos. Modi ha viajado a más de 40 países y ha firmado cientos de memorandos de entendimiento con grandes multinacionales para saquear la riqueza de nuestro país. Desde que Modi llegó al poder, la economía de la India se ha hecho cada vez más dependiente de la estadounidense.
Las fuerzas nacional-hinduistas actúan sin la menor traba desde que el BJP llegó al poder central. Obligan a los fieles de otras religiones a aceptar que “las costumbres y tradiciones hindúes son patrimonio nacional”. La educación nacional-hinduista se ha impuesto hace ya mucho tiempo en los estados en que gobierna el BJP. En los colegios de Gujarat, desde los tiempos en que gobernaba allí Modi, se enseña a los estudiantes de 5º la teoría de Savarkar, según la cual “el hinduismo védico se encuentra en la raíz de la civilización india”. A los estudiantes de 10º se les enseña que el Varnashrama Dharma [el sistema de clases sociales de la literatura brahmánica] es la mayor bendición recibida de los arios. Vidya Bharati, miembro del Sangh Parivar, no ceja en su empeño de propagar la ideología nacional-hinduista. Las fuerzas nacional-hinduistas están modelando la educación a su antojo, valiéndose para ello del poder del Estado y de diversas organizaciones y foros. A las mentes impresionables de los jóvenes se les enseña una historia llena de interpretaciones y comentarios erróneos. Están atiborrando a la futura generación de ideología brahmánica. Este peligro aumenta día a día en las zonas adivasis.
Las fuerzas nacional-hinduistas recurren a la violencia y el asesinato contra los dalits, los adivasis y las minorías religiosas para obligarlos a aceptar el brahmanismo. Los crímenes por este motivo no dejan de aumentar gracias a la protección del Estado. Por medio del proselitismo pretenden convertir al hinduismo a quienes profesan otra religión. Muchas organizaciones participan en esta clase de actividades bajo el patrocinio del Sangh Parivar. Cada día aparecen nuevas asociaciones y grupos de este tipo que se dedican a propagar el nacional-hinduismo tras una fachada de armonía social. Desde que Modi, en el centro, y Devendra Fadnavis, en Maharastra, llegaron al poder, se aclama constantemente a B.R. Ambedkar y tratan de presentarse como los mesías de los dalits. Los dalits se han levantado en armas en Gujarat contra los ataques de las castas superiores y están organizando a nivel local un movimiento de protesta por la justicia social. Personas de todos los sectores y de todo el país han condenado estos ataques y apoyado las manifestaciones. En Gujarat, muchos escritores dalits han devuelto sus premios.
La hinduización de los adivasis de todo el país hace mucho que comenzó. Se han adoptado medidas para evacuarlos de la jungla. Como todo está en venta en la India, el gobierno de Modi también pretende vender los bosques. Los proyectos constitucionales para proteger los derechos de los adivasis, así como diversas leyes de distintos gobiernos, tales como la Ley para la Prevención de las Atrocidades contra determinadas castas y tribus, la PESA, la Nueva Política Forestal, la Ley de Arrendamientos de Chota Nagpur, etc. han terminado en el cubo de la basura. En su lugar, se están aprobando nuevas leyes, como la Ley de Vivienda de Jharkhand, en virtud de la cual se otorgan los mismos derechos, en relación al suelo, a los no indígenas asentados allí en los últimos 30 años que a los miembros de las tribus, lo que crea las condiciones para el desplazamiento de los adivasis y el saqueo de la riqueza forestal. Las fuerzas nacional-hinduistas han intensificado su agresión cultural para absorber a los adivasis en el hinduismo. Chowdaries, Bhils y Gamiths, que eran adivasis antes del régimen de Modi, han sido hinduizados, y Ram se ha añadido como apellido a los nombres adivasis. En los colegios religiosos que hay en las zonas adivasis, no se permite comer a quien no rece antes las oraciones hindúes. Se están implantando instituciones vanavasi [de asistencia social y proselitismo religioso] con el objetivo de llevar a los adivasis al redil de su comunidad. Fueron adivasis quienes participaron activamente tanto en el pogromo de 2002 en Gujarat como en el ataque contra los cristianos adivasis en Kandhamal en 2008. Incorporados a las filas del Sendra, el Salva Judum o las fuerzas de los Comandos CoBRA, los adivasis son la carne de cañón empleada para combatir al movimiento revolucionario. El gobierno de la NDA ha tomado la decisión de crear batallones especiales integrados por adivasis. Las masas adivasis de todo el país se oponen a dicha decisión gubernamental. Los intelectuales adivasis, los demócratas y los grupos auténticamente laicos están del lado de los adivasis y se solidarizan con ellos.
Las fuerzas nacional-hinduistas se dedican a atacar a los musulmanes de la India desde la división del país. Dichas fuerzas son las principales responsables de los muchos disturbios que, en numerosos puntos del país, estallaron entre comunidades en los últimos dos años.
Tras la llegada de Modi al poder, antiguos reos convictos nacional-hinduistas han salido de las cárceles llenos de arrogancia y altivez. El pueblo ha entendido claramente que el Estado defiende y protege sin rebozo a las fuerzas nacional-hinduistas, cuando asesinos y criminales como Sadhvi Pragya Thakur o los implicados en la matanza de la Gulbarg Society, andan sueltos por las calles.
Muchos gobiernos federales han prohibido la carne de vacuno. Con este pretexto y sobre la base de denuncias falsas, las fuerzas nacional-hinduistas atacan violentamente a los musulmanes. A muchos jóvenes musulmanes se les acusa de ser terroristas, separatistas o miembros de los servicios secretos pakistaníes [ISI, en sus siglas en inglés] y se les encarcela bajo acusaciones falsas. El pueblo se está dando cuenta sin duda de que el “terrorismo azafrán” [esto es, nacional-hinduista] se está convirtiendo en una amenaza para la seguridad interna del país.
La barbarie del terrorismo de Estado se ha desatado en las zonas de implantación del movimiento revolucionario en el este y centro de la India con el fin de acabar con cualquier vestigio de democracia. El objetivo de este estado policial que dirige el gobierno fascista del BJP es eliminar a los opositores políticos, acusándolos de maoístas o de simpatizar con los maoístas. Es posible establecer una democracia real, algo que pasa por la destruir la violencia del Estado, convirtiendo al movimiento revolucionario en una alternativa política.
Queridos camaradas y amigos,
Cuando se habla de terroristas internacionales, el pueblo apunta con su dedo acusador a belicistas como Bush, Blair y Obama. De igual modo, el pueblo tiene cada vez más claro que los auténticos terroristas de nuestro país son Modi, Amit Shah, Mohan Bhagawat y el resto de la patulea nacional-hinduista. Estas fuerzas son incapaces de tolerar cualquier pensamiento progresista o racional. Los gobiernos del BJP, por medio de sus fuerzas de seguridad, están llevando a cabo campañas y misiones especiales para acabar con las fuerzas revolucionarias. Asesinan salvajemente a los jóvenes de Cachemira por pedir la independencia de Azad Cachemira. El número de muertos ya supera los 60. En una decisión sin precedentes, han impuesto el toque de queda en todo el valle de Cachemira durante cuarenta días seguidos. Estudiantes, intelectuales, artistas y escritores están protestando de diversas formas en contra de la intolerancia de las fuerzas nacional-hinduistas.
La gente corriente está pasando apuros inauditos por culpa de las políticas económicas neoliberales que han ido adoptando los sucesivos gobiernos en estas últimas dos décadas. El pueblo es la principal víctima de los elevados precios de los productos de consumo. El desempleo sigue creciendo. Cientos de miles de trabajadores han perdido su puesto de trabajo como consecuencia de la privatización de muchas industrias del sector público, incluido el sector de la defensa, llevada a cabo por el gobierno de Modi. De Indira Gandhi a Modi, los derechos de los trabajadores, ganados a costa de enormes sacrificios, han sido sistemáticamente pisoteados, por mucho que repitan el mantra de “Shramev Jayate” [“Sólo el trabajo triunfa”, en hindi]. El aumento de los precios de servicios esenciales como la salud y los alimentos y la derogación o reducción de medidas de protección social están afectando muy negativamente a los obreros y campesinos.
Colmando de alabanzas a los campesinos, Modi ha prometido que doblará sus ingresos antes de 2022. Los campesinos de Marathwada ya le han respondido que sus ingresos actuales son cero, que duplicado, hace dos ceros. Los expertos en agricultura han elaborado una estadística que muestra que el ingreso anual del campesino indio es en la actualidad de 20.000 rupias que, multiplicadas por dos, no llegan siquiera al salario de dos meses de un empleado de cuarta categoría. Los abogados, los médicos, los estudiantes, los funcionarios, los obreros, los trabajadores sociales, los agricultores, las mujeres y los empleados del resto de los sectores se están enfrentando a las políticas económicas neoliberales.
El gobierno central ha celebrado por todo lo alto sus dos años en el poder. Con tal motivo, en Bilaspur, el ministro del Interior del gobierno central, Rajnath Singh, exhortó a los maoístas a renunciar a las armas y a entablar conversaciones. También advirtió de que el gobierno no seguiría siendo un espectador mudo. Otro ministro, Venkayya Naidu, anunció que no habría diálogo con quienes no aceptaran la Constitución. Ésta es la actitud del gobierno en relación con las negociaciones. Nuestro Partido nunca ha rechazado hablar si el diálogo sirve a los intereses de la Revolución. Nuestro Partido ya ha dejado meridianamente claro que entablará conversaciones siempre que cese la represión de las fuerzas armadas, se levante la ilegalización que pesa sobre el Partido, se ponga en libertad a los camaradas encarcelados y se nos invite formalmente a dialogar. Recientemente, cuando las FARC en Colombia renunciaron a cincuenta años de lucha armada y firmaron un acuerdo con el gobierno, algunas fuerzas en nuestro país nos instaron a imitarlos. Los revisionistas, el gobierno de la India y algunos intelectuales liberales defendieron en 2006 que los maoístas indios también debían emular a los maoístas nepalíes cuando éstos abandonaron el camino de la lucha armada y se engolfaron en el cenagal de la política parlamentaria. Ése parecía ser el camino ideal a seguir. Pero, ¿qué nos ha demostrado la historia? ¿Qué beneficios ha sacado de ello el pueblo nepalí? Ahí está también la experiencia negativa de las organizaciones del noreste, que llevan años, muchos años, entrampadas en inútiles conversaciones con el gobierno indio. Recientemente, Irom Sharmila puso fin también a su larga huelga de hambre, de dieciséis años, desengañada de los métodos pacíficos y de la no violencia. Ni que decir tiene que se olvidó de los intereses del pueblo de Manipur. Lo que sucede en realidad es que el pueblo de nuestro país ha perdido la fe en cualquier partido burgués o revisionista y ha elegido el camino de la lucha para resolver sus problemas. La crisis se está agudizando en el sistema imperialista-capitalista mundial y en el sistema semifeudal y semicolonial de nuestro país. Las condiciones objetivas se están volviendo favorables para la Revolución. Estamos seguros de que lograremos más victorias en el futuro. Luchemos con determinación.
Queridos camaradas,
Al servicio de los intereses de los imperialistas, de la gran burguesía compradora y de los grandes terratenientes, la política básica de las clases dominantes indias en la represión desatada contra el movimiento revolucionario y el pueblo, las operaciones de cerco y limpieza, y el terror blanco, es no quedar limitada a medidas represivas normales. El elemento más importante de esa política son los ataques políticos e ideológicos. El enemigo no puede lograr sus objetivos recurriendo tan sólo a la represión, sin librar, al mismo tiempo, una guerra ideológica y psicológica.
El objetivo de todas las medidas represivas y de la presión ideológica que los imperialistas y sus lacayos de las clases dominantes indias imponen a los revolucionarios y al pueblo es muy claro: aferrarse al poder y reprimir la lucha popular que desafía su hegemonía hasta acabar con ella y hacer que el pueblo acepte su sistema semicolonial y semifeudal, es decir, que se someta a su sistema. Ésta es la esencia de la política de conflicto de baja intensidad, que se materializa en la práctica con medidas diversas. Sin entrar en si realmente podrán llevar a cabo dichas políticas de manera eficaz o si producirán los resultados deseados, podemos decir con certeza que ese conjunto de medidas no será un factor decisivo en el desenlace. Por contra, la fuerza ideológica y política, así como las políticas de los propios revolucionarios con que quieren acabar, desempeñarán un papel decisivo. Sus planteamientos y el modo en que los llevan a la práctica así lo demuestran. Por lo tanto, las políticas de los revolucionarios y no las del enemigo son el factor decisivo.
Los enemigos de clase no son en realidad muy fuertes porque estamos en una guerra de clases. Sí, esto es una guerra de clases entre opresores y oprimidos; entre explotadores y explotados; entre ricos y pobres; entre hambrientos y acaparadores; entre los imperialistas, los terratenientes y la gran burguesía compradora, por un lado, y los obreros y los campesinos, por otro. Esto es una guerra entre la justicia y la injusticia. Esta guerra ha comenzado debido a la propiedad privada, a la explotación y a un tipo de sociedad dividida en clases. Esta situación sólo llegará a su fin con la abolición de la propiedad privada, la explotación y las clases. La lucha de clases es una realidad objetiva independiente de los deseos de las clases. Las clases no pueden poner fin a estas guerras. Sólo aquellos que comprenden este hecho pueden luchar por la sociedad comunista sin clases, que pondrá fin a todas las guerras. Sólo ellos pueden moldear su ideología y su práctica política con arreglo a ese criterio. A esto es precisamente a lo que se llama conciencia de clase. Las clases dominantes y explotadoras, los represores del pueblo y sus fuerzas mercenarias podrán gritar a los cuatro vientos que van a borrar las montañas y los bosques o que van a acabar con los naxalitas en la India y que los maoístas jamás triunfarán. Por el contrario, la derrota o la victoria depende de los objetivos y de la firmeza del pueblo que lucha en los bosques, llanuras, aldeas y ciudades. La ideología del marxismo-leninismo-maoísmo afirma que ésta es la etapa de las revoluciones. Hasta las clases dominantes dicen que el siglo XXI es el siglo de las revoluciones y se preparan para tomar medidas preventivas con que reprimirlas. Y esto es así porque no han dejado al pueblo más que hambre, pobreza e injusticia. Su sistema económico explotador está en el origen de todo. Las clases dominantes saben a la perfección que el pueblo se rebelará contra esta situación. En la sociedad moderna actual, sus gobiernos “democráticos” sólo pueden distraer la atención del pueblo de las cuestiones verdaderamente importantes, pero no pueden resolver los problemas a que se enfrentan. Su objetivo es mantener el status quo del sistema explotador y reprimir el descontento popular y la violencia revolucionaria que el propio pueblo organiza. Por ello, tratan constantemente de estudiar las debilidades del movimiento revolucionario para golpearle. Las clases dominantes también conocen sus debilidades y también tratan de corregirlas. Sin embargo, nunca coronarán con el éxito ese empeño porque todos sus intereses se basan en la explotación. Nosotros conocemos nuestras fortalezas y nuestras debilidades y también contra quién luchamos. Podemos sin duda superar nuestras debilidades. Es ésta la razón por la que proclamamos que no pueden vencernos ni a nosotros ni a las amplias masas, que no pueden derrotar la guerra popular y que, sin duda, lograremos la victoria. Sólo mediante la guerra popular se puede hacer frente a la múltiple agresión ideológica, política, militar, social y cultural que los imperialistas y sus lacayos, esto es, la gran burguesía burocrático-compradora y los grandes terratenientes, han desencadenado contra los oprimidos, esto es, los obreros, los campesinos y las clases medias. Los enemigos de clase pueden imponer una guerra muy cruenta, pero la guerra popular no descansará hasta que se produzca su completa liquidación y la victoria de los oprimidos.
Citando a Lenin, Mao hizo un llamamiento a “¡Atreverse a luchar y conquistar la victoria!”. Al formular así estos llamamientos, se pone de manifiesto que no es suficiente con atreverse a luchar sino que hay que atreverse a ganar también. Para ganar debemos tener firmeza y valentía. Para ello es necesario un deseo especial. Hasta que la revolución triunfe, tenemos que analizar minuciosamente todo aquello que en un principio no entendemos y avanzar hasta que la nueva sociedad democrática surja de las cenizas de este sistema explotador. Y avanzar aún más hacia las sociedades socialista y comunista. La firmeza y la audacia han de ser tales que permitan vislumbrar todo el recorrido hasta la Revolución victoriosa y acabar con el sistema semicolonial y semifeudal en países como la India y el sistema imperialista, que no sólo está destruyendo las vidas de miles de millones de personas, sino que se ha convertido en una grave amenaza para la propia supervivencia de la humanidad.
Emprendamos las siguientes tareas durante el año que tenemos por delante con el fin de superar la difícil situación a que nos enfrentamos y aprovechar mejor la excelente situación revolucionaria, cada vez más favorable para la Revolución en la India y en todo el mundo.
Tareas:
- ¡Derrotemos la tercera fase de la Operación Green Hunt, así como los planes Misión-2016 de Bastar y el Plan de Acción Saranda, que forman parte de dicha operación! Debemos avanzar para lograr más victorias en la guerra popular con el fin de cumplir la tarea central. Debemos analizar las experiencias de la guerra popular durante el pasado año para enfrentarnos a la tercera fase de la Operación Green Hunt, así como a los planes Misión-2016 de Bastar y el Plan de Acción Saranda, que son parte de dicha operación. Debemos extraer las lecciones positivas y negativas de dichas experiencias tras analizarlas y sintetizarlas. Debemos formular planes, tareas y tácticas adecuados para lograr más victorias. Debemos idear igualmente métodos adecuados de la línea de masas para unificar la voluntad y las capacidades de nuestra guerra popular.
- Consolidemos los comités del Partido a todos los niveles por medio de la campaña de bolchevización.
- Celebremos el 50º aniversario de la Gran Revolución Cultural Proletaria y del levantamiento de Naxalbari, el centenario de la Revolución Socialista Soviética, que conmovió al mundo, y el bicentenario del nacimiento del maestro del proletario internacional, Karl Marx, con todo el entusiasmo revolucionario!
- Concentrémonos en la reforma agraria revolucionaria, que es la base de la Revolución de Nueva Democracia.
La reforma agraria revolucionaria constituye la base esencial de la Revolución de Nueva Democracia. La reforma liberará a las masas campesinas, que representan la mayoría de la población, económica, política y culturalmente. Es ésta la manera de ganarse el apoyo inquebrantable de las masas campesinas y de conseguir el éxito de la Revolución de Nueva Democracia por medio de la guerra popular prolongada. La pantomima de las reformas agrarias de las clases dominantes reaccionarias ya no funciona y, por ello, hacen como si procuraran con sus políticas económicas liberales algo de alivio a los campesinos sin tierras, que no pueden permitirse el lujo de comprarlas. En este contexto, nuestra reforma agraria revolucionaria creará condiciones favorables para la Revolución.
- ¡Movilicemos al pueblo a gran escala, como en los movimientos de Lalgarh y Narayanapatna, contra las políticas neoliberales imperialistas, los desplazamientos y otras cuestiones políticas, económicas y sociales! ¡Que las organizaciones, fuerzas e individuos revolucionarios y democráticos construyan un poderoso movimiento popular de amplia base, movilizando a las grandes masas!
- Construyamos un poderoso movimiento militante unificando a las fuerzas revolucionarias, a las fuerzas y organizaciones democráticas y progresistas, a las minorías y a las fuerzas laicas, en contra del fascismo hinduista-brahmánico.
- ¡Construyamos un amplio movimiento popular uniendo al pueblo en diversos frentes entorno a cuestiones como los adivasis, los dalits, las mujeres y las minorías religiosas!
- ¡Salvemos la democracia! ¡Luchemos contra las fuerzas enemigas de uniforme y las bandas contrarrevolucionarias y reaccionarias que pisotean los derechos humanos!
Nuestro Partido defiende y fomenta la democracia y los derechos humanos. Respeta todo tipo de derechos y libertades, tales como la libertad de expresión, de asociación, de organización, etc.
- ¡Solidaricémonos con las luchas de los cachemires, nagas, manipures, asomes, bodos y otras nacionalidades que combaten por el derecho a la autodeterminación y el derecho a la secesión!
- ¡Apoyemos el movimiento antiimperialista mundial! ¡Movilicémonos en solidaridad con él en la India!
Con saludos revolucionarios,
Comité Central,
PCI (Maoísta)
28 de julio de 2016
Leer más...